Los tiempos de la tecnología

Una de las características de la tecnología es que ésta lleva su propio ritmo. Un ritmo mucho más rápido que cualquier otra ciencia. Cada día surgen nuevos dispositivos que prometen revolucionar el modo en el que vivimos, nuevo software que aseguran que es más rápido, con menos errores, más bonito y más fácil de utilizar. Hasta que al día siguiente sale otra cosa nueva y la mayoría de lo anterior queda en el olvido. Son muy pocos los dispositivos y programas que cuajan y que el público acoge con los brazos abiertos.

A los que nos gusta esto de cacharrear, de probar cosas nuevas, los llamados “geeks”, esta situación nos resulta ideal. Si una tarde estás aburrido y no sabes qué hacer, no tienes más que abrir tu lector de feeds y leer las novedades de ese momento. Enseguida encontrarás algún programa o aplicación nuevo que probar o algún cacharro nuevo que por un puñado de monedas puedes comprar y que tal vez te simplifique la vida hasta límites insospechados.

geek

Pero los “geeks” somos una excepción, una rara especie. La mayoría de la gente no se siente cómoda probando cosas nuevas o buscando los límites de un cacharro. La gente normal quiere seguir usando lo que han usado “toda la vida”, lo que ya conocen y si les cambian algo de sitio no faltará el “pitufo gruñón” que se queje de que ahora ya no sabe cómo hacer las cosas.

Por ejemplo Google+. La semana pasada le dieron un lavado total de cara. Eliminaron cosas que no eran muy usadas y le dieron más visibilidad a las cosas que quieren potenciar como son las comunidades y las colecciones. También cambiaron los colores y los menús para ajustarlo más a las líneas de diseño “Material Design”. Pues bién, me he encontrado con varias personas que se han quejado de este cambio. No lo entiendo. Además son personas que no le exprimen todo el jugo ni mucho menos a ninguna herramienta informática, usan las funciones más básicas que siguen existiendo igual que en las versiones anteriores.

Este inmovilismo provoca también casos como el de Telegram y Whatsapp. Todos los que nos dedicamos a esto de la tecnología sabemos que Telegram es muy superior técnicamente a Whatsapp. Pese a ello la gente normal sigue usando Whatsapp y ni siquiera le dan una oportunidad a Telegram. Las excusas son múltiples: “En Whatsapp está todo el mundo y en Telegram no”, “¿Para qué quiero otra aplicación que hace lo mismo?”, “Whatsapp ya lo sé usar y Telegram no”, etc. No valoran la privacidad, ni el desarrollo técnico ni los grupos, ni los canales, … todo aquello que hace de Telegram una gran aplicación y de Whatsapp una cosa bastante normalita.

Estoy seguro de que Telegram acabará triunfando sobre Whatsapp, pero cuando eso suceda ya habrá salido otra aplicación que será mejor y volveremos a las andadas. La gente seguirá usando esta vez Telegram y los “geeks” intentaremos que la gente conozca la nueva aplicación. Es la eterna lucha del “geek”.

Deja un comentario

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Cómo usa Google los datos cuando utilizas los sitios web de nuestros partners

Cerrar